Cómo cambiar la cultura organizacional de una empresa

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

La cultura de una organización es un conjunto de valores y creencias profundamente arraigado que determinan, en gran medida, cómo los empleados reaccionan ante diversas situaciones.

Pero si la cultura de una empresa no promueve el mérito y la eficiencia, puede ser un estorbo para el rendimiento del negocio.

La cultura de la organización de una empresa también necesita cambiar y adaptarse a las cambiantes necesidades de los interesados. ¿Cómo puede una organización desarrollar y mantener una cultura de alto rendimiento que motive a los empleados a llevar a cabo su trabajo de la manera más efectiva y productiva?

Estos son algunos de los pasos que los líderes empresarios podrían tomar para orientar a sus organizaciones en la dirección correcta.

cultura organizacional

Comprender la cultura existente

¿Cómo está funcionando la organización actualmente? ¿Qué impulsa un tipo particular de comportamiento? Es esencial comprender los factores que desencadenan las diferentes prácticas que prevalecen en la empresa.

“Así es como se hace por aquí”, podría ser un refrán común. Pero si el liderazgo de una empresa quiere provocar un cambio, deberá intentar comprender el razonamiento de los empleados que adoptan una forma de conducta particular.

Considera obtener ayuda externa

Un experto en el tema probablemente haya visto docenas de compañías donde la arraigada cultura estaba demostrando ser un obstáculo para la productividad y el rendimiento. Usar los servicios de una persona externa profesional en el tema le daría a la organización la ventaja de la experiencia adquirida por otras empresas.

Cada empresa tiene su propio conjunto de reglas y normas no escritas. Además, existen amplias variaciones entre diferentes industrias. Pero un consultor especializado en el tema de la cultura organizacional puede agregar un gran valor al proporcionar una hoja de ruta para los cambios que se realizarán y la mejor manera de implementarlos.

¿Funcionará un enfoque de arriba hacia abajo?

Depende del CEO de la compañía y de los otros miembros del equipo de liderazgo principal determinar qué aspectos de la cultura organizacional de la empresa necesitan ser alterados. Pueden hacer esto luego de obtener una visión profunda de cómo funcionan los procedimientos existentes y cuáles son las áreas específicas que deben modificarse.

El proceso de cambio no puede implementarse simplemente emitiendo un memo o pidiendo a los jefes de oficina que lleven a cabo un conjunto de instrucciones.

Lo que se requiere es que, en cada oportunidad, los líderes o jefes demuestren su aceptación y promoción activa de la cultura organizacional modificada que se implementará. Por ejemplo, una empresa podría tener una cultura organizacional en la que cada reunión se lleva a cabo de manera dictatorial y los participantes no se animan a decir nada que cuestione las políticas y prácticas de la organización.

El CEO podría darse cuenta de que la innovación y las nuevas ideas se están agotando drásticamente porque los empleados no pueden hablar con franqueza. La mejor manera de lograr un cambio estructural es garantizar que el equipo de alta dirección modifique la forma en que lleva a cabo las reuniones. Los empleados deben poder hablar libremente sin temor a ser reprendido, regañado. Si esto se hace consistentemente, la práctica existente en la empresa podría sufrir un cambio.

La aceptación de los empleados es esencial

Si el liderazgo superior es capaz de moldear la cultura organizacional para apoyar los objetivos organizacionales, verá una mayor participación de los empleados y una mejora en el desempeño comercial. Pero para lograr este objetivo, los miembros del personal deberán estar convencidos de que, a menos que estos cambios se incorporen a su rutina diaria, la empresa tendrá dificultades para cumplir los objetivos de sus partes interesadas.

Cambiar la cultura organizacional de una empresa es una tarea difícil que puede tardar años o incluso décadas en gestarse. Es deber de la alta dirección de la empresa hacer un esfuerzo para hacer esto. La alternativa es simplemente demasiado arriesgada.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *